Hemerotekari Artikulu Bilduma

Gai ezberdinei buruzko artikuluak

Monedas virtuales

Inflación en el WoW

Alejandro Nieto González 2008-03-04 El blog salmón lotura

Vía Menéame me encuentro con un interesante fenómeno que no había conocido hasta la fecha. Para que los lectores entiendan de qué va el tema voy a ponerles en antecedentes. El WoW (World of Warcraft) es un juego de ordenador que se juega por Internet y comprende un mundo virtual en el que los jugadores pueden moverse en un entorno 3D, luchar, realizar misiones, recolectar objetos y hacer progresar a su personaje. Es algo así como un Second Life pero con un objetivo y con muchísimos jugadores que pagan una cuota mensual por participar.

Un detalle importante de este juego: la moneda de cambio para comprar cosas (fabricadas por otros jugadores, no monopolizadas por la empresa creadora del juego) es el oro (virtual). El oro se obtiene recolectándolo en minas, y dicha tarea conlleva un tiempo. De un tiempo a esta parte se está viviendo un fenómeno muy curioso en el juego: la inflación. Los objetos que antes costaban unas pocas monedas de oro ahora cuestan muchísimas más. Y todo esto tiene una explicación económica.

Mientras el juego era usado de una forma normal los precios deberían haber subido de una forma muy lenta, debido a que cuando alguien necesita algo se dedicaría a recolectar oro y pagaría lo que necesitase. También podría fabricar objetos y venderlos. En definitiva, la masa monetaria en circulación aumentaría lentamente. Sin embargo recolectar oro requiere bastante tiempo y llegó un momento en que muchos jugadores estuvieron dispuestos a pagar dinero real por dicho oro. Cuando hay dinero real de por medio ya estamos poniendo un valor al tiempo dedicado a la recolección de oro, es decir, recolectar oro en el juego es un trabajo de verdad.

Empezaron pues a surgir, sobretodo en china, empresas dedicadas al gold farming, que usaban a trabajadores para recolectar oro y luego venderlo por eBay. Aunque la empresa creadora del juego intentó evitar esto, es muy difícil ponerle puertas al campo. Lo que ha sucedido es que han surgido muchos jugadores (los gold farmers) con cantidades ingentes de oro virtual que venden dicha moneda frente a otras divisas (el dólar), con lo que el precio del oro ha caído drásticamente. De hecho, si hace unos meses el tipo de cambio era 1 dolar por cada moneda de oro, en la actualidad el cambio puede llegar a 1 dolar por 20 monedas de oro.

Esto ha hecho que el precio de los objetos hayan subido, puesto que si crear un objeto requería invertir un tiempo y al venderlo el jugador quería algo a cambio (algo que compensara su tiempo) ahora sigue queriendo la misma equivalencia, y la gente no está dispuesta a cobrar menos por lo que hace (siempre hablando en términos de divisas reales). Si antes vendía algo por 10 monedas de oro, que eran 10 dólares, ahora aceptará 200 monedas de oro, que siguen siendo 10 dólares.

Es un fenómeno muy curioso, que ha despertado múltiples debates en la red, tanto de aficionados que comentan las ventajas y desventajas de esta inflación como de economistas que ven una oportunidad de estudiar la inflación en un entorno muy interesante.

A mi personalmente esto me recuerda a la estructura económica de un país que ha perdido el control de su moneda y que aunque sigue manteniendo las apariencias con su antigua moneda en circulación, en el mercado negro todo el mundo usa una moneda extranjera para realizar sus transacciones.

Monedas virtuales si, monedas virtuales no

IC 2009-08-07 El blog salmón lotura

El mes pasado dediqué una entrada a aquellos que abogan por el fin del dinero en metálico. A grandes rasgos, los que sostienen dichas tesis se justifican en razones de política monetaria y fiscal, que se traducen en dos términos: control absoluto. Creo que se vislumbraban los peligros inherentes a dichas prácticas, aunque, realmente, ya hace tiempo que hemos iniciado ese camino. La Caja de Pandora lleva semiabierta hace tiempo, tanto al menos como desde que se generalizo la moneda fiduciaria.

También comentábamos que dicho control absoluto no dejaría de ser, seguramente, una ilusión. El hombre, como los rios, como los mares, suele salvar los obstáculos artificiales que se le imponen y buscaría alternativas a dichas limitaciones. Hablábamos de divisas de otros países, de bienes de valor que se convertirían en moneda de cambio, etc. Y claro, ante la definitiva virtualización de nuestra moneda, algunos se pueden plantear que para eso mejor hacerlo con profesionales, mejor apostar por las divisas virtuales privadas, las emitidas por una empresa.

Alejandro ya nos comento en su momento el fenómeno del goldfarming vinculado al World of Warcraft, empresas dedicadas a recolectar oro en el citado videojuego para su venta posterior en Ebay. Una actividad lúdica, virtual, en la que se empleaba una moneda ¿ficticia? tenía su traslación a la economía financiera oficial, pudiendo llegarse a establecer un tipo de cambio euro-goldwow. Fascinante.

¿Puede ser esto una alternativa a las divisas oficiales?, ¿pueden configurarse de este modo monedas privadas?, ¿pueden servir como medio de pago fuera de su entorno original?, e incluso más ¿pueden devenir en un medio de ahorro e inversión? Con todas sus limitaciones, con todos los problemas que pueden acarrear, creo que la respuesta es positiva. Y para muestra, las intenciones del Gobierno Chino de prohibir el uso de estas monedas virtuales como medio de pago de bienes materiales.

En buena medida, el crecimiento de este tipo de divisas es una de las consecuencias lógicas del establecimiento de la moneda fiduciaria, de la arrogancia estatal a la hora de jugar con la impresora del dinero. Poco a poco se ha perdido el respeto por el papel moneda. Poco a poco la gente se va dando cuenta que todo es una convención, y que todo descansa en última instancia en el poder coactivo del Estado. Y claro, ya puestos a convertir las monedas en bytes, y en bytes sujetos al arbitrio de terceros, a algunos es posible que no les tiemble el pulso y prefieran la oferta privada a la pública.

Evidentemente esto choca con una de las características fundamentales de los Estados, como es el monopolio de la oferta monetaria. Quizás, solo quizás, frente a la muerte del mercado que pregonan algunos, esto suponga el principio del fin del Estado tal y como lo hemos conocido, víctima de sus propios excesos. Atención al papel que pueden jugar las Entidades de Dinero Electrónico en un futuro.

Las consecuencias del Facebook-credit; la moneda virtual de Facebook

REMO 2010-04-22 El blog salmón lotura

Facebook va a poner en circulación una moneda virtual, Facebook Credit como moneda virtual que servirá para pagar el intercambio de bienes y servicios dentro de la red social, al menos en principio. Esta moneda no tiene porqué trascender más allá de la red social, pero existen precedentes de monedas virtuales que han traspasado su ámbito de actuación y en el caso de Facebook hablamos de 400 millones de usuarios, en continuo crecimiento y con unas necesidades financieras muy reales.

El problema base de esta moneda virtual, como de cualquier otra moneda es que se comience a aceptar como medio de pago en círculos externos a Facebook y se use para otro tipo de intercambios comerciales. Imaginemos, por ejemplo pagar en eBay con esta moneda o aceptar pagos de cualquier transacción monetaria con una moneda que va a presentar unas tasas de intercambio con el resto de divisas. El monopolio de emisión de moneda que ostentan los estados puede temblar si el uso de esta moneda virtual cala fuerte.

El comercio de productos y servicios virtuales es una realidad pero diferenciar la moneda virtual de la divisa actual no es tan difícil. Basta con contar un sistema de respaldo de tasas de conversión y articular las oportunas entidades de dinero electrónico para que este tipo de nuevas entidades financieras cobren toda la fuerza que necesitan.

Los gobiernos no van a ver con buenos ojos este movimiento de Facebook, tan solo porque cuentan con una masa social que puede generar que su propia moneda traspase las fronteras de la red con suma facilidad. Si los gobiernos pierden el control y el monopolio de la emisión de las monedas, la economía va a cambiar de una forma inesperada y las reglas de juego no las establecerán los mismos que las colocan hoy en día. Atentos al futuro que esta apuesta es fuerte y nos puede deparar muchas sorpresas en el terreno económico.

Advertisements

maiatza 10, 2010 Posted by | Uncategorized | , | Utzi iruzkina