Hemerotekari Artikulu Bilduma

Gai ezberdinei buruzko artikuluak

Vergüenza

Raimundo Fitero 2010-04-30 GARA lotura

El alpinista Juanito Oiarzabal es un pésimo ejemplo para los niños, los jóvenes, los adultos y la tercera edad. Sus declaraciones desde el campamento en el Himalaya a todos los medios de comunicación son auténticas joyas xenófobas, colonialistas, despreciativas y producen vergüenza ajena en unas cantidades que se sobran por todos los costados. Las películas de Tarzán en la que se veía a los europeos subidos en elefantes, con sus mosquiteras, bebiendo sus refrescos mientras decenas de jóvenes africanos llevaban en sus hombros sus pertenencias tendría ahora mismo su correlato con lo que dijo el gasteiztarra tras conocerse el fallecimiento de Tolo.

Si este señor y toda su cuadrilla están allí arriba pagados por el programa de TVE «Al filo de lo imposible», se debería suspender el programa por dar tan mala imagen, abrir una investigación seria para saber qué pasó exactamente y suponiendo que todo sea como nos cuenta, con una sospechosa insistencia, el tal Juanito, aplicarle la ley vigente porque de sus palabras se desprende racismo, y trata a los sherpas como objetos, como no personas a las que se les puede «mandar a buscar a Tolo», o que critica a otros hombres porque se niegan a subir a intentar el rescate, «pese a ofrecerles seis mil euros». ¿Qué se creerá este personaje que es la vida humana, el ser humano? Pensará que todos tienen un precio, y él es el máximo ejemplo de ello, pero como es colonialista valora el riesgo de un nepalí en esa miseria. TVE es cómplice de esta explotación.

¿Por qué no subió él que cobra bastante más? ¿Por qué dejó a su compañero de cordada sin auxilio? ¿Cómo puede hablar de solidaridad este individuo? Su manera de hablar destapa su auténtica ideología. Se refiere a Oh Eun-Sun de una manera insultantemente machista, metiéndole en el ajo de forma incalificable. Es el anti-deportista, la antítesis del alpinismo. Y nos queremos ajustar a lo visto y oído en las últimas veinticuatro horas porque como nos dé por hacer memoria y recordar sus «hazañas», podemos comprender su trayectoria falsaria. Ha logrado una vez más estar en todos los medios, impúdicamente, sobre el cadáver de un compañero. Vergonzoso.

apirila 30, 2010 Posted by | Kirola | , , , | Utzi iruzkina

Airspace Rebooted

Airspace Rebooted from ItoWorld on Vimeo.

A visualisation of the northern European airspace returning to use after being closed due to volcanic ash. Due to varying ash density across Europe, the first flights can be seen in some areas on the 18th and by the 20th everywhere is open.

The flight data is courtesy of flightradar24.com and covers a large fraction of Europe. There are a few gaps (most noticeably France) and no coverage over the Atlantic, but the picture is still clear.

The map data is CC-by-SA openstreetmap.org and contributors.

This CC-by-SA visualisation was produced by itoworld.com with support from ideasintransit.org

apirila 29, 2010 Posted by | Teknologia | , | Utzi iruzkina

¿Se ha acabado el circo de la carrera femenina por los 14 ochomiles?

Andoni Arabaolaza 2010-04-28 GARA lotura

La verdad es que la pregunta tiene difícil respuesta. Miss Ho ha sido la primera, pero todavía tiene que superar otra “cumbre” complicada; la del visto bueno o no de “su” Kangchenjunga del año pasado ante la notaria de las ascensiones a los ochomiles, Elizabeth Hawley. ¿Holló o no la cumbre? Esa misma pregunta le ha trasladado GARA a Miss Hawley, y ésta es su respuesta literal: «Reconozco que la cumbre de Miss Oh al Kangchenjunga es objeto de controversia o disputa. Conocí hace pocos días a Edurne, y me dijo que tiene razones claras para dudar de dicha cumbre. Planeo reunirme con Miss Oh una vez que baje del Annapurna. Por el momento, me parece que la cumbre que reclama Miss Oh debe ser asignada como disputa».

La versión de Miss Oh contra la de Miss Hawley. En pocas palabras, la mercantilización del ochomilismo ha recobrado más fuerza que nunca. Son muchos los alpinistas, no todos, quienes aseveran que este tipo de ochomilismo tiene más de fútbol que de otra cosa: que si no ha jugado limpio, que no ha respetado las reglas del juego… El circo de la carrera femenina de los 14 ochomiles y, por ende, el circo mediático han desvirtuado del todo la esencia del montañismo. No hay jueces ni árbitros, sólo «romanticismos». Entonces, ¿a qué estamos jugando? Lo que sí está claro es que la comunidad occidental no ha llevado nada bien la aparición y la posterior consecución de los 14 grandes por parte de la coreana. Ha sido objeto de duras puñaladas, y sus cicatrices todavía siguen abiertas. Que el estilo que utiliza no es nada ético, que usó oxígeno artificial en la ascensión al Kangchenjunga, que supuestamente no ha subido a una o más cumbres de los 14 ochomiles… Hasta cierto punto algunas acusaciones son válidas, como la del estilo. Pero, ¿no es verdad que un gran porcentaje de expediciones llevan (casi) el mismo sello? Por otro lado, quedó muy claro que la alpinista coreana no utilizó oxígeno artificial en el Kangchenjunga. Y sobre las dudas de algunas cumbres… pues, lo antes dicho: la palabra de una contra la de otra. No estamos ante una carrera sobre la calidad, sino sobre la cantidad. Si sólo nos ceñimos a la calidad, pues apaga y vámonos. Lo dice la propia Miss Oh: «Me gustan las expediciones valientes, mientras la valentía no sea temeridad. Yo escalo ligera por una ruta que me encaja».

Trayectoria meteórica. A diferencia de Go Min-Sun (coreana que murió el año pasado en el Nanga Parbat), Miss Oh era hasta hace 2 ó 3 años, no más, una auténtica desconocida. Hizo su primer ochomil, el Gasherbrum II, en 1997, y es en 2007 (cumbre del K2) cuando se decidió por la carrera de los catorce. Gerlinde Kaltenbrunner y Edurne Pasaban tenían 9, y la coreana 5. Pero en los dos últimos años, Miss Oh se “comió” 8 de los grandes, mientras que Pasaban sumaba 3 y Kaltenbrunner 2. El resultado ya lo saben: Oh Eun-Sun ha sido la primera. Una vez conseguido el Annapurna, el patrocinador de la coreana ha lanzado un duro comunicado en el que defiende a su alpinista y critica la actitud «calculada y astuta» de la tolosarra. «Los ascensos y descensos han sido correctos», añade el patrocinador. Visto lo visto, la pregunta sigue vigente: ¿se ha acabado el circo de la carrera femenina por los catorce?

apirila 28, 2010 Posted by | Kirola | , , , | Utzi iruzkina

L’affaire “Egunkaria”, désavoeu pour la justice espagnole

Jean-Jacques Bozonnet 2010-04-19 Le Monde lotura

Les tempes grisonnantes et le cheveu parfois raréfié, les cinq quinquagénaires qui posent tout sourire, ce mardi 13 avril, à la une de la presse espagnole sont d’honorables hommes de presse. La veille encore, pour la justice, Martxelo Otamendi, Xabier Oleaga, Juan Mari Torrealdai, Txema Auzmendi et Inaki Uria étaient de présumés terroristes liés à l’ETA. Ils risquaient de 12 à 14 années de prison. Les voilà acquittés.

Sur leur visage, on lit du soulagement au terme d’une procédure de sept ans, mais aussi le sentiment aigre-doux d’un immense gâchis. “Dans le meilleur des cas, on a réussi à arrêter provisoirement la roue de l’injustice”, ont-ils répondu à ceux qui pensaient que justice leur avait été faite. S’ils ont été blanchis de toutes les accusations par l’Audience nationale, la plus haute juridiction pénale d’Espagne, leur “bébé”, Euskaldunon Egunkaria (le journal des bascophones), le premier quotidien intégralement en langue basque, a depuis longtemps disparu, victime d’une condamnation à mort sans procès.

Les 33 pages du verdict de l’Audience nationale sont un cruel désaveu de l’instruction à charge menée par le juge Juan Del Olmo Galvez, qui ordonna la fermeture temporaire du quotidien, le 20 février 2003, et l’arrestation d’une dizaine de ses cadres. Ce jour-là, trois cents policiers ont participé au coup de filet dans les diverses rédactions d’Egunkaria à Andoin, Pampelune et Bilbao. Créé en 1990, le journal vendait 15 000 exemplaires, comptait 40 000 lecteurs réguliers. Il employait 151 personnes et vivotait sans trop de difficultés grâce à quelques subventions publiques, comme celle du gouvernement basque.

Se fondant sur des documents saisis par la police au début des années 1990, le magistrat justifie la fermeture du journal par le fait qu’il “a été créé, financé et dirigé par l’ETA” et qu’il “diffuse dans ses pages l’idéologie terroriste”. Le ministre de la justice de l’époque, José Maria Michavila, du Parti populaire (PP, droite), confirme que “c’est un instrument de l’action terroriste”. Pour les juges d’aujourd’hui, “rien n’indique qu’il ait défendu les idées du groupe terroriste, qu’il ait publié le moindre article favorable au terrorisme ou aux terroristes, ni même que sa ligne éditoriale eût une quelconque orientation politique”.

L’Audience nationale va plus loin en estimant que la décision de fermeture “n’était pas directement autorisée par la constitution” et “manquait d’une base légale spécifique explicite”. Le préjudice est d’autant plus grand pour “le pluralisme, la valeur la plus importante de notre système après la liberté” que “les lecteurs en euskera (langue basque) ne pouvaient compter que sur cette publication quotidienne”. A l’époque, l’atteinte à la liberté d’expression avait provoqué un tollé dans les médias espagnols et réuni plusieurs dizaines de milliers de manifestants dans les rues de Saint-Sébastien.

Le plus étonnant dans l’affaire Egunkaria est l’acharnement du juge et des deux plaignants, l’Association des victimes du terrorisme (AVT) et Dignité et justice. Si la colère peut aveugler le jugement de victimes, comment expliquer l’insistance d’un magistrat face à un dossier tellement vide que le parquet lui-même s’était prononcé en 2007 contre l’ouverture d’un procès ? Les diverses audiences, cet hiver, n’ont fait que confirmer les lacunes d’une enquête mal ficelée. Pour les juges de l’Audience nationale, “l’accusation n’a pu prouver que les prévenus aient eu la moindre relation avec l’ETA.” Ce qui rend leur mise en cause “incompréhensible”.

Trois des dirigeants innocentés restent poursuivis, avec cinq autres cadres de la société éditrice d’Egunkaria, pour falsification des comptes et fraude fiscale. Pour ce volet financier du dossier, ils risquent jusqu’à 26 ans de prison. Des peines démesurées s’il s’agit de simples malversations comptables au sein d’une PME. Mais les deux associations accusatrices persistent à soupçonner un blanchiment d’argent au profit de l’organisation indépendantiste armée, bien que, dans le procès qui vient de s’achever, les juges n’aient pas trouvé trace d’un quelconque financement illicite du journal.

La promotion de la culture basque – qui était l’objectif affiché par Egunkaria depuis son premier numéro – est-elle forcément suspecte d’arrière-pensées extrémistes ? Y aurait-il un terroriste derrière chaque bascophone ? Une telle paranoïa existe, selon la sentence de l’Audience nationale : “La vision étroite et fausse selon laquelle tout ce qui a à voir avec la langue et la culture basques est instrumentalisé et contrôlé par l’ETA conduit, dans le processus pénal, à une évaluation erronée des données et des faits, ainsi qu’à l’inconsistance de l’accusation”, analysent les magistrats madrilènes.

L’étrange cas Egunkaria apporte de l’eau au moulin de ceux qui dénoncent une “criminalisation de la gauche abertzale” (“patriotique”) et du mouvement nationaliste radical quand la police arrête des intellectuels et des avocats soupçonnés eux aussi d’“appartenance” ou de “liens” avec l’ETA. Ou quand la justice, applaudie par les partis de tous bords, interdit des formations et des listes indépendantistes au nom de la lutte antiterroriste. A Bilbao, le 25 avril, une fête est prévue pour “les cinq d’Egunkaria” et tous ceux qui les ont soutenus depuis sept ans. On y festoiera et, méfiance, on y parlera basque.

apirila 21, 2010 Posted by | Uncategorized | , , | Utzi iruzkina

Como pulir un avión con piedra pómez a 900 kilómetros por hora

Lara Otero 2010-04-18 El País lotura

“Como pasar el avión por una piedra pómez”. Así describe un piloto experto en seguridad el efecto del encuentro de una aeronave con una nube de ceniza volcánica. La velocidad a la que vuela el avión (unos 900 kilómetros por hora en crucero) y el tamaño, en ocasiones diminuto, de las partículas de feldespato, cuarzo y otros minerales hace que el pulido sea intenso en las superficies del avión. La ceniza tapa los sensores que proporcionan información a los sistemas del avión. Además, el dióxido de azufre en la nube absorbe vapor de agua y se convierte en ácido sulfúrico, que corroe las superficies y crea microgrietas.

Lo más peligroso es el daño a los motores. Por un lado, la erosión en las palas del compresor reduce la eficiencia, y por otro la ceniza se funde con el calor de la cámara de combustión, formando una sustancia como el cristal, fundido o incluso sólido. Eso bloquea el flujo de aire, el motor se inflama y se cala.

Ese riesgo sólo se puede evitar con un seguimiento riguroso de los volcanes activos para alertar lo antes posible a las autoridades de navegación para que prohíban volar en las zonas afectadas. Porque los pilotos pueden no darse cuenta de que están entrando en una nube de ceniza: no siempre se aprecia a simple vista (y menos de noche) y además los radares de a bordo no detectan partículas tan pequeñas.

Las señales más habituales de que el avión se halla en una nube volcánica son el humo o polvo en la cabina, olor a azufre, luces brillantes en los bordes de los motores o la aparición del fuego de San Telmo (un resplandor de origen eléctrico) frente al cristal.

apirila 21, 2010 Posted by | Teknologia | , , , | Utzi iruzkina

Zutik Euskal Herria

Antonio Alvarez-Solís 2010-04-10 GARA lotura

Si al grito de «Zutik Euskal Herria» una masa sólida de ciudadanos decide presentar candidatos a las próximas elecciones ¿qué hará Madrid? Ahí no servirá el herrumbroso recurso a la violencia como modo de exclusión. Ni podrá el aparato gubernamental del Sr. Zapatero, compuesto de socialistas y oposición, movilizar el tinglado judicial para que declare a toda esa ciudadanía como parte integrante de ETA. Alegar esto pondría en entredicho el enunciado de «banda» con que se designa a ETA. ¿Cabe concebir a una multitud como banda entregada al terrorismo? Yo creo que Madrid, como en tantas otras ocasiones, ha agotado su margen de maniobra para sus acostumbrados procederes dictatoriales, fascistas en términos del lenguaje adecuado. Según como proceda Madrid se trataría ya de entrar a saco en la calle ancha y clara, y Lakua ratificaría su carácter de organismo «quisling» de ocupación que quizá sugiriese al pueblo vasco, como respuesta, una postura de enconada lucha nacional.

España perdió de acuerdo con estas concepciones y formas de actuar todas sus colonias, a las que no se ofreció jamás una salida con espíritu de concordia. El espíritu de Weyler respecto a Cuba, heredero de otras muchas posturas protervas -recordemos al españolísimo general Serrano diciendo a su confesor en el momento de la muerte: «No puedo perdonar a mis enemigos porque los he fusilado a todos»-, vuelve a apuntar en el horizonte. ¿Qué hará Madrid si doscientos, trescientos o cuatrocientos mil vascos acuerdan gritar su independencia desarmada y reclaman urnas para publicarlo? ¿Cómo explicarlo a una Europa que siempre ha tenido a España como la piedra en su zapato?

No. No bastará, si los soberanistas mantienen su pulso, con la heredada Audiencia Nacional emitiendo sus incongruentes papeles condenatorios, ni con la Guardia Civil o la Policía poblando la noche y el día de Euskadi, ni con la amenaza constitucional. El ruido poblará no sólo el ámbito vasco sino que saltará clamorosamente las fronteras hasta obligar a muchos gobiernos, que ya tienen bastante con sus problemas, a soltar abruptamente la patata caliente española. Pienso incluso que este «Zutik Euskal Herria» podría agusanar el viejo cuerpo del PNV, en cuyo seno unas capas confusas caracolean hasta hipotecar su vieja historia.

Porque, pese a lo que sostenga su aparato partidario, también una multitud de peneuvistas no logrará apacentar en el partido su conciencia nacional. No hago ejercicio de arúspice y observo las entrañas del ave porque adivinar las cartas que van a salir en el juego es cosa elemental para quien posea la mínima capacidad reflexiva, sólo me limito a preguntarme ¿qué hará Madrid si persiste en su guerra de ocupación ante las masas que converjan en una dinámica acción soberanista?

Después, si la actitud de Madrid persiste en su vieja y ya astrosa arrogancia, sucederá una historia donde el encuentro de dos pueblos será cada vez más difícil. Ante este lamentable futuro, porque no hay independencia que no se haya logrado, no vale esa simplicísima reflexión española de que España puede bloquear las relaciones comerciales con la tierra vasca, porque el comercio de Euskadi ya navega en muchos más ámbitos y, en cambio, tierras de la vieja España necesitan, para supervivir hoy todavía, a Catalunya y Euskadi, naciones a las que solamente les bastará para impulsar su pretensión de modernidad económica con reorientar las velas de una parte de su tinglado empresarial, que podría ser desconectado de sus lazos de dependencia con la Corte.

El problema histórico de España está en cierta manera provocado por su miopía para ver la mar, con todo lo que el horizonte marítimo significa. Inglaterra supo ver la mar y ello la hizo protagonista de la primera revolución industrial. El imperio inglés siempre fue un dinámico negocio, mientras el imperio español siempre fue una canonjía adormecida y barroca. España ha mirado perpetuamente a su interior, incluso la Andalucía postárabe. Es menguada y obstinadamente rural. A veces sospecho que más que una nación con todos sus elementos impulsores sigue siendo un latifundio. Para explicarme la mala relación de España con muchas de las tierras que compusieron, dependieron o dependen de su Estado he de recurrir a la mecánica biológica de los virus, que precisan del material genético de las células que invaden para lograr su reproducción. Fruto de esta aversión al océano para alimentar su evolución es la mala relación que lo español guarda con su periferia navegante.

Pero decir todo esto equivale a buscar el alma metafísica cuando lo necesario es preocuparse del espíritu encarnado. De eso no se ha preocupado España. ¿Por qué? El problema requiere demasiada meditación para mí. Lo que me preocupa de España es su radicalismo inmóvil. Ese radicalismo que ahora le impide entenderse con dos naciones peninsulares -a las que cabe añadir Galicia- con las que debería vivir en paz y buena voluntad merced a una razón sanamente practicada. Es más, una razón que le imbuiría una cierta armonía vital, alejándola de la violencia sempiterna que le suscita la visión de las libertades.

Volvamos ahora a Euskadi en toda su extensión como Euskal Herria. Las próximas elecciones, ya municipales o generales, van a plantear una situación explosiva. No puede pedirse a los vascos que se crucen de brazos mientras tratan de arrebatarles su sustancia nacional. Ya no hablo de lo que piensan íntimamente acerca de sus lazos con España, ya sea la ruptura política de esos lazos o la aceptación de cierta dependencia mediante la figura de la autonomía.

Yo creo que los vascos desean íntimamente ser soberanos, incluso muchos de los que ahora están alejados de la batalla exterior por conseguirlo. Pero repito que eso está por ver. Lo que desde luego irrita al euskaldun es que se le prive de la elemental posibilidad de hacerse escuchar en las instituciones y desde ellas. Y además que se adjetive esa represión como muestra de sanidad democrática. Este último extremo agudiza el carácter de lo que ocurre al ser convertido en algo que tiene todas las evidencias de una burla.

El vasco quiere salir de la minoridad política que le impone Madrid. Es, pues, una batalla por el desarrollo humano, por su plenitud. Ante el deseo de ejercer la mayoría de edad, que el vasco tiene hace siglos como todo pueblo que posea un rotundo perfil de pueblo, no se puede oponer una política de acciones elementales y lamentables, de diálogo falsificado, de dolor permanente producido por una represión tan burda como secular. Vivir en el marco que no sólo acoge la violencia sino que es la violencia misma no es aceptable desde ningún punto de vista, ni para vascos ni para españoles; para españoles porque al fin y a la postre lo que recogen del campo de batalla son sus propios restos, como ha venido sucediendo siglo tras siglo.

Vivir en una tensa instalación en el dominio acaba por destruir todo lo que de sólido puede tener el espíritu dominante. España sería más España si se aceptara en paz y concordia. Cuando un sistema colonial se quiebra, el dominador ha de huir cuanto antes de él a fin de salvarse a sí mismo; hay que poner urgentemente a salvo los muebles de la inteligencia antes que hacer con ellos una montón de astillas para mantener un fuego que resulta irrisoriamente sagrado. España puede ser grande, mediana o chica, lo importante es que sea sólida y se vea a sí misma sin acideces y vómitos. La grandeza no la produce la mancha geográfica sino la voluntad de ser plenamente ante el mundo con un espíritu abierto a los demás. Amén.

apirila 10, 2010 Posted by | Iritzia, Politika | , , | Utzi iruzkina