Hemerotekari Artikulu Bilduma

Gai ezberdinei buruzko artikuluak

Más transparencia también es más democracia

e-Xaps 2009-12-03 e-Xaps lotura

Hace un par de semanas, en el Personal Democracy Forum Europe de Barcelona se habló de la necesidad de transparencia en las instituciones públicas. Del objetivo de abrir las administraciones a la ciudadanía, y de la obligación de los gobiernos en ofrecer todos sus datos a cualquier persona que pueda estar interesada en saber más sobre como se está gobernando.

Ellen Miller decía que hay un cambio de la relación entre gobierno y ciudadanos, y que ese cambio se debe a la nueva información ofrecida por las administraciones, basada en la transparencia, que podemos encontrar en la red. Esa accesibilidad a los datos genera un aumento de confianza en nuestros gobiernos.
La democracia es igual a participación, sí, pero la participación no se puede lograr del todo si no se obtiene de los organismos públicos transparencia, colaboración y compromiso. En estos tiempos, es la red la que permite acceder a los datos, en cualquier sitio y hora, por lo que Internet se presenta como el mejor elemento democratizador, siempre que sea usado por las administraciones para informar, comunicarse y permitir la participación ciudadana.

Y un buen ejemplo lo tenemos en Estados Unidos. El día después de su toma de posesión, el 20 de enero de 2009, el gobierno Obama emitió el Memorando sobre Transparencia y Gobierno Abierto, que pide mayor transparencia gubernamental y promueve la rendición de cuentas a la ciudadanía.
En otros países también se han creado leyes parecidas, pero no se suelen quedar más que en palabras. Sin embargo en el caso estadounidense, dos meses después de ese memorando, el secretario general del gobierno Obama, responsable de que funcione toda la maquinaria a nivel legal, emitió una norma de obligado cumplimiento para todas las agencias oficiales: hay que hacer pública en Internet toda la información, antes incluso de que alguien la solicite.
Ello permite, por un lado, facilitar a los ciudadanos la información y los datos de la administración (gastos, presupuestos, …), y por otro, facilitar a la administración una herramienta para ver en qué está trabajando y como, y especialmente hace que aumente la responsabilidad de toda la organización, ya que lo que hacen es público y encontrable a través de la red.

Podemos encontrar diversos ejemplos:

Data.gov: Como indican en la web del departamento de Estado, aunque virtualmente todas las agencias federales mantienen sus propios sitios web, el hecho de que la información que contienen está fragmentada entre múltiples sitios y en diferentes formatos puede hacer difícil para los usuarios el seguimiento de la información que necesitan. En un esfuerzo para resolver este problema, el Consejo Principal Federal de Información, un foro conformado por diversos organismos y cuyo propósito es mejorar la gestión de la tecnología de la información, lanzó Data.gov, una ventanilla única para obtener acceso gratuito a datos generados en todas las agencias federales, y que al estar en múltiples formatos (xml, csv…) puede usarse por cualquiera para generar nuevas herramientas. La web ofrece datos del gobierno en cuestiones económicas, de atención a la salud, agricultura, nacimientos, educación y medioambientales así como muchas otras materias.


Recovery.gov: Web para que los ciudadanos puedan rastrear a qué se dedica el dinero del plan de estímulo contra la crisis. Tal como lo analizaba César, “¿Se imagina poder identificar mediante un mapa activo y navegable lo que se está gastando el gobierno en su ciudad, municipio o región? Recovery.gov, el sitio web oficial del gobierno norteamericano para el seguimiento del plan federal contra la crisis, fue lanzado con un auténtico tesoro de nuevos datos que permite a los visitantes ver – literalmente – donde va el dinero de sus impuestos”.


Transparency.gov
: Web, también llamada USAspending, para que los ciudadanos norteamericanos (o de todo el mundo) controlen el gasto público de su gobierno, los contratos que hacen y a quien se los hacen. Incluso incluyen un top 5 de las entidades que reciben más dinero y de las empresas más contratadas (y por cuanto).


A parte, la Casa Blanca dispone de presencia en redes sociales como Facebook o Twitter, y por supuesto de su blog, donde están las últimas novedades sobre todo lo que concierne al gobierno.
La necesidad de transparencia siempre ha reinado, más o menos, en la política norteamericana, por ejemplo en el listado público de regalos recibidos por los presidentes, pero la transparencia en el gobierno Obama está llegando a cotas inimaginables hace tan solo un año. Otro ejemplo de ello es la publicación en la web de la Casa Blanca de los nombres y el número de visitantes que se han entrevistado con el presidente Obama y altos funcionarios de ese país. Como indica Orlando Jorge Mera, en esa lista están todos, no hay excepciones. Lobistas, empresarios, ex-funcionarios, personalidades, periodistas, …

No son los únicos, ni mucho menos. En México, en el Estado de Nuevo León, podemos saber hasta lo que cobra el último de sus empleados (incluyendo altos cargos) o en qué se gastan su presupuesto, y lo mismo en el Estado de Chiapas. Cada vez más gobiernos, de estados, regiones, municipios… están entrando en esta dinámica de mostrar lo que hacen a quienes los eligen, los ciudadanos, que son los que deben decidir si está bien o mal.

Tal como bien dijo Alorza, la información, al igual que otras materias primas, es un bien que es necesario gestionar y procesar. La llegada de Internet y de la web social está redefiniendo profundamente el campo de juego, en un contexto de abundancia y de mayor protagonismo de la ciudadanía.

Como ciudadanos, esa abundancia de información transparente nos dota de una información que jamás hubiéramos imaginado, y hay que usarla bien. Muchos políticos y muchas administraciones tienen miedo de que se sepan sus datos y sus gastos. Pero en esta época, lo más seguro es que todo termine sabiéndose, y mejor que sea la propia administración la que, en un gesto de transparencia y de responsabilidad para con la ciudadanía, ofrezca esos mismos datos. Es eso lo que dará legitimidad al (buen) gobierno, lo que generará confianza y la que, en definitiva, permitirá aumentar la democracia.

Advertisements

abendua 27, 2009 - Posted by | Politika | ,

Erantzunik ez oraindik.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

%d bloggers like this: