Hemerotekari Artikulu Bilduma

Gai ezberdinei buruzko artikuluak

El pozo, el perro y las pulgas

Pablo Beramendi / David Rueda 2010-05-20 El País lotura

Una lectura de los análisis de las medidas recientemente aprobadas por el Gobierno produce la impresión de que la causa principal del actual déficit público es un exceso de gasto, una consecuencia del uso irresponsable de la política fiscal que los mercados han parado en seco. Este diagnóstico ignora la verdadera raíz del problema. La situación actual del Gobierno y las medidas que ha tomado, perjudicando a buena parte de su electorado y contradiciendo su propio discurso, no son consecuencia de un exceso de gasto, sino de una falta de recaudación. La distinción no es baladí.

Parece indiscutible que con un déficit en torno al 11% del PIB y un paro dos veces por encima de la media de la OCDE, la economía española es un perro esquelético bajo el ataque de pulgas especialmente rabiosas. Pero sería conveniente reflexionar sobre la naturaleza exacta de las pulgas, y de cómo librarse de ellas a largo plazo.

En primer lugar, comparativamente, es difícil argumentar que el problema sea el Estado. La deuda pública en España representa un 55% del PIB. Esta cifra puede parecer alta, pero se encuentra 20 puntos porcentuales por debajo de la media de la zona euro. En cuanto al déficit, su nivel actual es muy similar al de países que no han sido objeto de la desconfianza de los mercados financieros (como Reino Unido o Estados Unidos).

La vulnerabilidad de la deuda soberana española en los mercados financieros ha sido causada principalmente por la deuda combinada del sector público y el privado. Esta deuda asciende a la apabullante cifra de 1,7 billones de euros (un no menos escalofriante 170% del PIB). La debilidad económica del Estado es, por tanto, la consecuencia de su responsabilidad como garantizador público de una masiva deuda privada (surgida de una burbuja inmobiliaria también sufrida en otros países).

La primera paradoja de las medidas anticrisis anunciadas por Zapatero es, por tanto, que hacen pagar el precio de la crisis a aquellos que menos responsabilidad tienen en haberla causado. Los mercados financieros están intranquilos por el tamaño de una deuda que es sobre todo privada, pero no se ha tomado ninguna medida que afecte a los actores que se beneficiaron de esta situación. En vez de esto, la solución propuesta por el Gobierno es un plan de ajuste de una austeridad hasta ahora desconocida.

La segunda paradoja es quizás más importante. Las medidas actuales se toman para calmar a las pulgas, y por eso se concentran en partidas de gasto que generan efectos inmediatos en la reducción del déficit, pero no ayudan a resolver el problema de base, la delgadez del perro. Más bien, todo lo contrario. La ralentización de la recuperación económica asociada a la contracción presupuestaria generará todavía menores ingresos, y obligará probablemente a más recortes. Para romper este círculo vicioso es necesario plantearse reformas que refuercen la capacidad fiscal del Estado para conseguir los objetivos presupuestarios fijados por Zapatero (sin duda necesarios), pero repartiendo los costes de manera más justa (y no castigando únicamente a asalariados y pensionistas).

Los países que han sido capaces de combinar crecimiento e igualdad, por ejemplo los países escandinavos, recaudan entre 7 y 9 puntos porcentuales del PIB más que España, aunque la distribución de la carga fiscal grave, en términos relativos, más al factor trabajo y al consumo que al capital (solo así se preservan los necesarios niveles de inversión). De esta manera, según datos de la OCDE para 2005, la tasa efectiva media sobre la renta de trabajo y consumo en Suecia es del 58% mientras que la tasa efectiva media sobre las rentas del capital es del 32%. En las economías continentales las cifras son algo más equilibradas: por ejemplo, la tasa sobre las rentas de trabajo y consumo en Francia es del 49%, mientras que la tasa sobre las rentas de capital es del 30%. Por último, en EE UU, los mismos indicadores son, respectivamente, el 27% y el 29%.

¿Y España? El Gobierno grava el trabajo y el consumo al 37%, por encima de Estados Unidos y al mismo nivel que Reino Unido, y el capital al 17%(!), el valor más bajo de toda la OCDE. Si a esto sumamos unos niveles de fraude fiscal que las distintas estimaciones sitúan, como mínimo, entre el 4% y el 8% del PIB, resulta fácil comprender por qué el Estado tiene que recurrir al déficit para financiar la respuesta a la crisis. Lo que resulta menos comprensible es que después de seis años de Gobierno de izquierdas sigamos con una estructura fiscal tan excepcional en comparación a los países de nuestro entorno.

Dadas estas características, el sistema fiscal español incurre en una forma perversa de redistribución: la que se produce desde aquellos que tributan a través de retenciones ex ante en sus ingresos (asalariados, pensionistas, funcionarios) a aquellos que tributan ex post vía ingresos declarados (autónomos, profesionales, empresarios) y a las empresas. Esta transferencia opera a través de los ingresos que el Gobierno no recibe gracias a la bajísima tasa sobre las rentas de capital, de los que deja de recibir como consecuencia del fraude, y de los que agravan la carga fiscal sobre las rentas de trabajo y sobre el consumo. Las medidas anticrisis anunciadas por el Gobierno no hacen sino empeorar esta situación con un paquete de ayuda al sector financiero pagado por contribuyentes y pensionistas, y una reducción del salario real de estos últimos.

Preocupados por las pulgas, el Gobierno parece olvidar que las necesarias reformas del mercado de trabajo y del modelo productivo tienen importantes costes. Como saben bien en las economías coordinadas del norte de Europa, no se pueden activar los mercados de trabajo sin invertir en programas de empleo y sin financiar con cargo al Estado los periodos de reciclaje de los trabajadores de sectores en declive. No se puede cambiar el modelo de contratación sin generar incentivos. Y no se puede llevar a cabo una transición hacia la economía del conocimiento permitiendo que las universidades continúen sin los recursos necesarios, sin crear un costoso entramado institucional que facilite una nueva relación entre la producción y la investigación.

Ninguna de estas reformas es viable en un Estado sin capacidad fiscal ni la legitimidad política que emerge de un sistema recaudatorio justo. Por esta sencilla razón, es hora de corregir la miopía que impide a los Gobiernos introducir las reformas necesarias para que el país rompa el círculo vicioso en el que se encuentra. Es evidente que la ruptura de este círculo no pasa por reducir el tamaño del Estado en relación a la economía, sino a través de una reforma del sistema fiscal.

Es obvio que una reforma de esta magnitud no se puede afrontar de golpe. Pero es precisamente una crisis económica lo que ofrece a los políticos la oportunidad de realizar reformas sustanciales (hasta hace unas semanas, rebajar en sueldo de los funcionarios en un 5% hubiera sido impensable). En palabras de Rahm Emanuel (jefe de Gabinete del presidente Obama), no se debe desperdiciar nunca una crisis seria.

Para empezar, es el momento de considerar una tasa sobre las rentas de capital más alta y, por lo tanto, más acorde con el modelo europeo. Incrementar los impuestos sobre los beneficios de la banca daría legitimidad política a este Gobierno y mandaría un mensaje claro a la coalición que lo sostiene acerca de los objetivos redistributivos de Zapatero. Una subida de los impuestos a rentas altas haría lo mismo. En este respecto, el Gobierno español simplemente seguiría la senda de medidas similares anunciadas por Gobiernos que difícilmente podríamos calificar de izquierdistas (Sarkozy en Francia y Cameron en Reino Unido). Por último, es indispensable combatir de una manera seria el fraude fiscal.

Estas medidas podrían ayudar al Gobierno a recuperar el pulso político y a reconstruir su coalición electoral. De otro modo, asistiremos a una última paradoja: el partido cuya política facilitó la creación de la burbuja inmobiliaria, que premia a sus líderes acusados de corrupción, retomará el poder para imponer medidas todavía más absurdas y más injustas que las anunciadas estos días. Todos deberíamos recordar aquel proverbio chino que dice que lo primero que hay que hacer para salir del pozo es dejar de cavar.

Pablo Beramendi y David Rueda son profesores de Ciencia Política en la Universidad de Oxford.

Maiatza 20, 2010 Posted by | Ekonomia, Politika | , , , , | Iruzkin bat utzi

Cómo Wall Street destruyó la economía mundial

Marco Antonio Moreno 2010-05-16 elblogsalmon lotura

Lo ha dicho Jean-Claude Trichet “estamos en la crisis más dramática desde la Primera Guerra Mundial” . Lo dolorosamente advertido en artículos como La caída de un avión en llamas o La larga cabalgata por el desierto, al atardecer, está aquí. Sólo que ahora comenzamos a ver esas tristes consecuencias: desempleo, deflación, caída de los salarios. Y estamos en el comienzo. Lo que se anunció como una simple crisis de liquidez (falta de efectivo para los pagos inmediatos), se ha develado como una crisis de solvencia (la economía no es capaz de mantener su funcionamiento). Hemos sido víctimas de una estafa. La mayor estafa de la historia. ¿Cómo se destruyó la economía mundial?

Día a día desfilan ante los comités del Congreso de Estados Unidos los banqueros y ejecutivos de Wall Street que tuvieron un desempeño relevante en la crisis financiera. Con esta crisis que amenaza con volver al mundo a la edad de piedra. Cada uno de ellos ha afirmado que no tuvo ninguna responsabilidad por el desastre. Todos culpan a una situación única en la vida que nadie podría haber previsto. Fue una tormenta perfecta, imposible de predecir. Sin embargo, con ella, muchos genios de Wall Street recibieron indemnizaciones de más de 100 millones de dólares antes que el desplome se hiciera evidente. La ignorancia y la estupidez de quienes pensaban que los mercados se autorregulaban a sí mismos, no es excusa ante lo que Trichet califica como “la mayor crisis de los últimos cien años”.

Los genios de Wall Street que alentaron la cultura del casino, alentaron también la de la codicia y el juego. Todo se prestó para las apuestas y los bancos centrales fueron cómplices al alentarlas con las tasas de interés. Para quienes no iban al casino, las tasas de interés se convirtieron en el único incentivo de conducción de cada empresa. Las finanzas cuánticas crearon luego los CDO, obligaciones de deuda colateralizada correspondiente a hipotecas de alto riesgo en paquetes de bonos de titulización. Para cerrar el círculo, se inventaron los Credit Default Swaps, el instrumento que aseguraba cualquier error en los pasos anteriores. Cuando se acabaron esos seguros, pidieron ayudas a los gobiernos, argumentando que había un grave problema de liquidez que podía paralizar a la economía global.

Como no existía ninguna regulación, nadie podía saber que todo era pura basura. Más aún cuando ellos mismos se habían encargado de certificar mediante sus propias agencias de calificación, que la deuda era de primera calidad. Todo aquello que llevara la triple A (AAA) era comprado de inmediato sin pensar que tal vez no tenía ningún valor. Nadie podía saber que estaba frente a un frankenstein de derivados financieros. Un monstruo de mil cabezas que arrasaría con el mundo.

Afortunadamente contamos con Michael Lewis, un escritor que ha hecho un trabajo extraordinario para hacer que esta sórdida historia de codicia sea comprensible a la gente común:

*Cuanto mayor era el número de personas involucradas, más fácil era para ellos engañarse a sí mismos de que lo que estaban haciendo era bueno para todos. Lo primero que aprendes en la casa de remates es que cuando un gran número de personas apuesta por el mismo producto, sea una acción, un bono, o un trabajo, ese producto de inmediato se sobrevalúa. *En cualquier mercado, como en cualquier juego de póquer, hay un tonto. A ese astuto inversor que es Warren Buffet le gusta decir que todo jugador que desconoce el tonto en el mercado, es, sin duda, el tonto en el mercado. *La dirección de la empresa creó un programa de formación que llenó hasta el borde y luego se fue. En la anarquía que siguió, los malos expulsaron a los buenos, los grandes expulsaron a los pequeños, y los musculosos expulsaron a los inteligentes.

Michael Lewis escribe un libro verdaderamente esclarecedor que revela la operatoria de los ladrones de cuello blanco que arrastraron al mundo a uno de sus momentos más oscuros. En la siguiente secuencia refleja parte de esta comedia macabra:

A principios de 2005, la maquinaria de hipotecas de alto riesgo fue puesta en marcha de nuevo. Si el primer acto de préstamos de alto riesgo había sido extraño, este segundo acto fue aterrador. $ 30 mil millones fue un gran año para los préstamos subprime a mediados de la década de 1990. En 2005 sería de $ 625 mil millones en los préstamos hipotecarios de alto riesgo, $ 507 mil millones de los cuales encontraron su camino en bonos. Sin embargo, más sorprendente fue que los términos de los préstamos fueron cambiando hacia la manera de aumentar la probabilidad de fracaso. En 1996, el 65% de los préstamos subprime se transaban a tasa fija. Para el año 2005, el 75% eran a tasa de interés variable. Es decir que si la tasa de interés subía quedaban todos en riesgo de impago.

Michael Lewis crea un memorable paralelo que refiere al personaje Tom Joad de la novela Las uvas de la ira, de John Steinbeck, que se sitúa en el período de la Gran Depresión 1:

“Tenemos una tesis simple”, explicó Eisman. “Va a ser una calamidad, y cuando se produzca una calamidad, Merrill está allí.”. Cuando llegó el momento de la quiebra del Condado de Orange por un mal consejo, Merrill estuvo allí. Cuando las empresas de Internet fueron a la quiebra, Merrill estuvo allí. Allá por la década de 1980, cuando el operador de bonos se quedó sin cobertura y perdió cientos de millones de dólares, Merrill estuvo allí para tener la respuesta positiva. Esa fue la lógica de Eisman, la lógica del orden jerárquico de Wall Street. Goldman Sachs fue el muchacho más grande que dirigía los juegos del barrio. Merrill Lynch era el chico gordito al que le asignaban las tareas menos agradables, pero que las hacía feliz por ser parte de estas cosas. El juego, como Eisman lo veía, era blandir el látigo. Merrill Lynch tenía asumido su lugar al final de la cadena.

A medida que el sistema financiero colapsó en septiembre de 2008 y los protagonistas del fraude se hicieron más ricos, no ha habido alegría. Los jugadores de Wall Street debieron pagar las consecuencias y no lo han hecho. Y hasta el momento ningún gobierno pide cuentas. Para Michael Lewis, estos son los jugadores de pocker más corruptos, ambiciosos, arrogantes e incompetentes de la historia. Y hasta el momento nadie les dice nada. La catástrofe financiera ha arruinado la economía mundial y nadie dice nada. El desempleo se ha ido a las nubes y ahí permanecerá por largo tiempo por culpa de los ladrones de cuello blanco. Un puñado de ladrones nos apostaron al pócker, y lo perdimos todo sin saberlo. Ahora nos esperan años de ajustar el cinturon por culpa de quienes santificaron la desregulación financiera y el libre mercado. Como dice Trichet, estamos en la peor crisis desde la primera guerra mundial. Una vez más, nada hemos aprendido. Volvimos a caer en el mismo error pese a tener la receta para evitarlo. Esto es lo que hace aún más grave a la crisis. Más aún cuando pone en peligro a la propia democracia, tan largamente buscada.

En El Blog Salmón | La caída de un avión en llamas , La larga cabalgata por el desierto, al atardecer
Imagen | pamhule

Maiatza 16, 2010 Posted by | Ekonomia | , , | Iruzkin bat utzi

Monedas virtuales

Inflación en el WoW

Alejandro Nieto González 2008-03-04 El blog salmón lotura

Vía Menéame me encuentro con un interesante fenómeno que no había conocido hasta la fecha. Para que los lectores entiendan de qué va el tema voy a ponerles en antecedentes. El WoW (World of Warcraft) es un juego de ordenador que se juega por Internet y comprende un mundo virtual en el que los jugadores pueden moverse en un entorno 3D, luchar, realizar misiones, recolectar objetos y hacer progresar a su personaje. Es algo así como un Second Life pero con un objetivo y con muchísimos jugadores que pagan una cuota mensual por participar.

Un detalle importante de este juego: la moneda de cambio para comprar cosas (fabricadas por otros jugadores, no monopolizadas por la empresa creadora del juego) es el oro (virtual). El oro se obtiene recolectándolo en minas, y dicha tarea conlleva un tiempo. De un tiempo a esta parte se está viviendo un fenómeno muy curioso en el juego: la inflación. Los objetos que antes costaban unas pocas monedas de oro ahora cuestan muchísimas más. Y todo esto tiene una explicación económica.

Mientras el juego era usado de una forma normal los precios deberían haber subido de una forma muy lenta, debido a que cuando alguien necesita algo se dedicaría a recolectar oro y pagaría lo que necesitase. También podría fabricar objetos y venderlos. En definitiva, la masa monetaria en circulación aumentaría lentamente. Sin embargo recolectar oro requiere bastante tiempo y llegó un momento en que muchos jugadores estuvieron dispuestos a pagar dinero real por dicho oro. Cuando hay dinero real de por medio ya estamos poniendo un valor al tiempo dedicado a la recolección de oro, es decir, recolectar oro en el juego es un trabajo de verdad.

Empezaron pues a surgir, sobretodo en china, empresas dedicadas al gold farming, que usaban a trabajadores para recolectar oro y luego venderlo por eBay. Aunque la empresa creadora del juego intentó evitar esto, es muy difícil ponerle puertas al campo. Lo que ha sucedido es que han surgido muchos jugadores (los gold farmers) con cantidades ingentes de oro virtual que venden dicha moneda frente a otras divisas (el dólar), con lo que el precio del oro ha caído drásticamente. De hecho, si hace unos meses el tipo de cambio era 1 dolar por cada moneda de oro, en la actualidad el cambio puede llegar a 1 dolar por 20 monedas de oro.

Esto ha hecho que el precio de los objetos hayan subido, puesto que si crear un objeto requería invertir un tiempo y al venderlo el jugador quería algo a cambio (algo que compensara su tiempo) ahora sigue queriendo la misma equivalencia, y la gente no está dispuesta a cobrar menos por lo que hace (siempre hablando en términos de divisas reales). Si antes vendía algo por 10 monedas de oro, que eran 10 dólares, ahora aceptará 200 monedas de oro, que siguen siendo 10 dólares.

Es un fenómeno muy curioso, que ha despertado múltiples debates en la red, tanto de aficionados que comentan las ventajas y desventajas de esta inflación como de economistas que ven una oportunidad de estudiar la inflación en un entorno muy interesante.

A mi personalmente esto me recuerda a la estructura económica de un país que ha perdido el control de su moneda y que aunque sigue manteniendo las apariencias con su antigua moneda en circulación, en el mercado negro todo el mundo usa una moneda extranjera para realizar sus transacciones.

Monedas virtuales si, monedas virtuales no

IC 2009-08-07 El blog salmón lotura

El mes pasado dediqué una entrada a aquellos que abogan por el fin del dinero en metálico. A grandes rasgos, los que sostienen dichas tesis se justifican en razones de política monetaria y fiscal, que se traducen en dos términos: control absoluto. Creo que se vislumbraban los peligros inherentes a dichas prácticas, aunque, realmente, ya hace tiempo que hemos iniciado ese camino. La Caja de Pandora lleva semiabierta hace tiempo, tanto al menos como desde que se generalizo la moneda fiduciaria.

También comentábamos que dicho control absoluto no dejaría de ser, seguramente, una ilusión. El hombre, como los rios, como los mares, suele salvar los obstáculos artificiales que se le imponen y buscaría alternativas a dichas limitaciones. Hablábamos de divisas de otros países, de bienes de valor que se convertirían en moneda de cambio, etc. Y claro, ante la definitiva virtualización de nuestra moneda, algunos se pueden plantear que para eso mejor hacerlo con profesionales, mejor apostar por las divisas virtuales privadas, las emitidas por una empresa.

Alejandro ya nos comento en su momento el fenómeno del goldfarming vinculado al World of Warcraft, empresas dedicadas a recolectar oro en el citado videojuego para su venta posterior en Ebay. Una actividad lúdica, virtual, en la que se empleaba una moneda ¿ficticia? tenía su traslación a la economía financiera oficial, pudiendo llegarse a establecer un tipo de cambio euro-goldwow. Fascinante.

¿Puede ser esto una alternativa a las divisas oficiales?, ¿pueden configurarse de este modo monedas privadas?, ¿pueden servir como medio de pago fuera de su entorno original?, e incluso más ¿pueden devenir en un medio de ahorro e inversión? Con todas sus limitaciones, con todos los problemas que pueden acarrear, creo que la respuesta es positiva. Y para muestra, las intenciones del Gobierno Chino de prohibir el uso de estas monedas virtuales como medio de pago de bienes materiales.

En buena medida, el crecimiento de este tipo de divisas es una de las consecuencias lógicas del establecimiento de la moneda fiduciaria, de la arrogancia estatal a la hora de jugar con la impresora del dinero. Poco a poco se ha perdido el respeto por el papel moneda. Poco a poco la gente se va dando cuenta que todo es una convención, y que todo descansa en última instancia en el poder coactivo del Estado. Y claro, ya puestos a convertir las monedas en bytes, y en bytes sujetos al arbitrio de terceros, a algunos es posible que no les tiemble el pulso y prefieran la oferta privada a la pública.

Evidentemente esto choca con una de las características fundamentales de los Estados, como es el monopolio de la oferta monetaria. Quizás, solo quizás, frente a la muerte del mercado que pregonan algunos, esto suponga el principio del fin del Estado tal y como lo hemos conocido, víctima de sus propios excesos. Atención al papel que pueden jugar las Entidades de Dinero Electrónico en un futuro.

Las consecuencias del Facebook-credit; la moneda virtual de Facebook

REMO 2010-04-22 El blog salmón lotura

Facebook va a poner en circulación una moneda virtual, Facebook Credit como moneda virtual que servirá para pagar el intercambio de bienes y servicios dentro de la red social, al menos en principio. Esta moneda no tiene porqué trascender más allá de la red social, pero existen precedentes de monedas virtuales que han traspasado su ámbito de actuación y en el caso de Facebook hablamos de 400 millones de usuarios, en continuo crecimiento y con unas necesidades financieras muy reales.

El problema base de esta moneda virtual, como de cualquier otra moneda es que se comience a aceptar como medio de pago en círculos externos a Facebook y se use para otro tipo de intercambios comerciales. Imaginemos, por ejemplo pagar en eBay con esta moneda o aceptar pagos de cualquier transacción monetaria con una moneda que va a presentar unas tasas de intercambio con el resto de divisas. El monopolio de emisión de moneda que ostentan los estados puede temblar si el uso de esta moneda virtual cala fuerte.

El comercio de productos y servicios virtuales es una realidad pero diferenciar la moneda virtual de la divisa actual no es tan difícil. Basta con contar un sistema de respaldo de tasas de conversión y articular las oportunas entidades de dinero electrónico para que este tipo de nuevas entidades financieras cobren toda la fuerza que necesitan.

Los gobiernos no van a ver con buenos ojos este movimiento de Facebook, tan solo porque cuentan con una masa social que puede generar que su propia moneda traspase las fronteras de la red con suma facilidad. Si los gobiernos pierden el control y el monopolio de la emisión de las monedas, la economía va a cambiar de una forma inesperada y las reglas de juego no las establecerán los mismos que las colocan hoy en día. Atentos al futuro que esta apuesta es fuerte y nos puede deparar muchas sorpresas en el terreno económico.

Maiatza 10, 2010 Posted by | Uncategorized | , | Iruzkin bat utzi

Laporta y la diva uzbeca

John Carlin 2010-05-09 El País lotura

A Joan Laporta, el presidente del FC Barcelona, le costaba creer que el señor sentado a su lado en la mesa iba en serio. Le había hablado de él unos días antes un conocido suyo turco, Bayram Tutumlu, en el palco del Camp Nou, el estadio del Barcelona. Tutumlu, agente de futbolistas, le había dicho que el señor, de nacionalidad uzbeca, representaba a una empresa potente que quería hacer negocios con el Barcelona. Laporta se interesó y Tutumlu organizó una comida en el Via Veneto, un lujoso restaurante en la zona alta de la capital catalana. Según Tutumlu, la primera reacción de Laporta cuando vio al empresario de Asia Central, vestido de manera poco elegante y con colores que desentonaban, fue el escepticismo. “Pero ¿es verdad que este tío tiene pasta?”, le murmuraba al oído a Tutumlu en español, idioma que desconocía el uzbeco, Miraldil Djalalov.

La grata sorpresa para Laporta fue descubrir más tarde que sí tenía pasta. Djalalov era el hombre de paja de la más intrigante, atractiva y rica Gulnara Karimova, hija de Islam Karímov, presidente de Uzbekistán desde 1990, y dueña de un conglomerado uzbeco llamado Zeromax, registrado en Suiza, cuyas empresas operan en casi todas las esferas económicas de su país, entre ellas la minería, el transporte y la agricultura. Zeromax también controlaba el club de fútbol más fuerte de Uzbekistán, el FC Bunyodkor, conocido por los aficionados uzbecos como “el equipo de la hija del presidente”.

La comida en el Via Veneto fue el 16 de mayo de 2008. En la segunda semana de agosto del mismo año Laporta hizo su primer viaje a Tashkent, la capital de Uzbekistán, donde fue recibido con honores de un jefe de Estado. En esta y en visitas posteriores al país asiático, su anfitriona fue Gulnara Karimova, autoproclamada “princesa de los uzbecos”, una mujer con un currículo extraordinariamente amplio. Parte princesa Diana, parte Sarah Palin, parte chica Bond, parte Cruella de Vil, tiene 37 años, posee un doctorado en Ciencias Políticas y un máster de la Universidad de Harvard; diseña joyería para la casa suiza Chopard; tiene su propia marca de moda y de diseño, llamada Guli; participa en proyectos caritativos para el desarrollo de la mujer y de los jóvenes; es cantante de pop, papel en el que cambia su nombre por el de GooGoosha (en su página web, http://www.gulnarakarimova.com, se puede acceder a una versión suya de Bésame mucho con Julio Iglesias), se han publicado historias sobre ella en Vogue, Harper’s y Hello!, se ha fotografiado junto a algunas de las personas más famosas del mundo (entre ellas Elton John y el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton). A finales del año pasado, Karimova, la mujer de negocios (Zeromax es la empresa más diversificada y más grande de su país), fue nombrada por una revista de Ginebra una de las 10 mujeres más ricas de Suiza, país donde ejerce de embajadora de Uzbekistán ante la ONU, con una fortuna estimada en más (algunos dicen que mucho más) de quinientos millones de euros. En abril de este año presentó sus credenciales ante el rey de España como embajadora de su país en Madrid.

Karimova también ha sido descrita por la revista Foreign Policy, de Estados Unidos, como “una de las peores hijas del mundo”. En un artículo sobre ella publicado en esta revista, un analista de Asia Central explicó: “Zeromax es esencialmente una de las fachadas detrás de la cual Gulnara Karimova continúa consolidando su control sobre todas las fuentes de ingresos de su país por cualquier medio que ella considere necesario”.

El régimen que preside su padre es considerado por las principales organizaciones internacionales de derechos humanos como uno de los peores del mundo. Más allá de la tortura, el asesinato y la intimidación como herramientas institucionales de persuasión, con el fin de perpetuar el poder y la riqueza de la élite de Gobierno, lo que distingue a Uzbekistán es el abuso sistemático de los niños, millones de los cuales han sido obligados a trabajar como esclavos en la cosecha del algodón, principal fuente de ingresos del “atroz” “mafia estado” uzbeco, según la definición del último informe sobre el país de Human Rights Watch.

El presidente Laporta, que no ha querido contestar a las preguntas de EL PAÍS, aparentemente no tomó estas consideraciones en cuenta a la hora de firmar acuerdos millonarios a nombre del FC Barcelona con Gulnara Karimova, que tampoco ha contestado a preguntas de este diario, y su club de fútbol, el Bunyodkor. El club catalán, patrocinado por la agencia de Naciones Unidas para la defensa de los niños (Unicef), selló un acuerdo de hermandad con el Bunyodkor en aquella visita de Laporta a Tashkent en agosto de 2008. Pero el dinero va todo en una dirección. El Bunyodkor, financiado por las arcas de Zeromax, ha pagado cinco millones de euros al Barcelona a cambio de dos partidos amistosos con los equipos de fútbol de ambos clubes, uno de los cuales se disputó en enero de 2009 en Barcelona; el de vuelta, en Tashkent, sigue pendiente. Tres millones de euros más se ingresaron al Barcelona tras visitas hechas a Uzbekistán por tres jugadores del club -Messi, Puyol e Iniesta-, que participaron en campamentos con jugadores jóvenes del Bunyodkor.

El Barcelona es el único club extranjero que tiene vínculos comerciales con el equipo de Karimova, pero jugadores de otros clubes importantes europeos también han recibido grandes cantidades de dinero a cambio de bendecir con su presencia al Bunyodkor, entre ellos Cesc Fábregas del Arsenal de Londres y Cristiano Ronaldo (en diciembre del año pasado) del Real Madrid. Rivaldo, el jugador brasileño que jugó cinco años en el Barcelona, actualmente milita en las filas del Bunyodkor.

Entre otros famosos que han sido incapaces de resistir las tentaciones económicas de Karimova están los cantantes Julio Iglesias, Rod Stewart y Sting. Hubo un revuelo en la prensa británica cuando se supo a finales del año pasado que Sting, conocido -como el Barcelona- por sus asociaciones con causas humanitarias, había aceptado entre uno y dos millones de libras para cantar en Tashkent. “¿Por qué Sting está aceptando dinero de un dictador, a través de la hija del dictador?”, preguntó The Guardian, perplejo también porque Sting había sugerido que el recital había sido patrocinado por Unicef, cosa que Unicef niega rotundamente.

¿Cómo es la dictadura uzbeca? Veronika Szente Goldston, experta en Asia Central de Human Rights Watch, declara: “Clasificamos a Uzbekistán entre los Gobiernos más represivos del mundo. Casi al mismo nivel que Birmania o Corea del Norte. Es un infierno para los derechos humanos”. Especialmente notorio fue el caso de la ciudad de Andijan, en 2005, cuando una unidad motorizada de efectivos armados del Estado abrió fuego contra una multitud de manifestantes y mató a cientos de hombres, mujeres y niños. La comunidad internacional ha clamado por una investigación independiente internacional, pero a día de hoy el Gobierno se ha negado y no ha hecho nada, que se sepa, para esclarecer los hechos.

Una investigación que sí dio fruto, en 2002, fue un análisis forense de dos víctimas del régimen solicitado por la Embajada británica. La conclusión fue que los dos habían sido hervidos vivos. Más sistemática es la práctica de la tortura. Surat Ikramov, que encabeza el Initiative Group of Independent Human Rights Defenders de Uzbekistán, dice que la operatviniki, nombre coloquial para la policía del Estado, “ve la tortura como parte normal de su trabajo en un sistema cuyo objetivo es extraer confesiones y crear miedo entre la población”.

Naciones Unidas y Amnesty International condenaron en informes publicados el año pasado “el persistente deterioro” de la situación de derechos humanos en Uzbekistán. El propio Departamento de Estado norteamericano, cuyos militares utilizan Uzbekistán como puente logístico para sus operaciones en Afganistán con la cooperación de la empresa de Gulnara Karimova, no ha podido evitar unirse al repudio general hacia el régimen uzbeco. En su más reciente informe sobre derechos humanos, el Departamento de Estado lamentó la situación en Asia Central en general, y en Uzbekistán muy en particular, señalando con especial énfasis el sistema estatal de trabajo forzado de niños en la industria del algodón.

Un informe a fondo (entre muchos) del Environmental Justice Foundation titulado Nación esclava cuenta que al menos un millón de niños, los más pequeños de 10 años, son anualmente sacados del colegio en septiembre por la policía y obligados a trabajar, como los esclavos del sur de Estados Unidos en el siglo XIX, en la cosecha del algodón. Es un trabajo muy duro y cada niño debe cumplir una cuota diaria en kilos. Muchos de ellos viven lejos de sus casas durante la cosecha, instalados en escuálidos campamentos. Malnutridos, muchos enferman. Las tierras son del Estado, cuyos jefes se llevan pingües beneficios. Uzbekistán es el tercer exportador de algodón del mundo e ingresa mil millones de euros anuales de las ventas de este producto, principalmente a Asia. (Varias grandes empresas de Occidente han boicoteado la compra de algodón uzbeco).

Andrew Stroehlein, experto en Uzbekistán del respetado think tank International Crisis Group, con base en Bruselas, dice que se trata de “un sistema masivo de explotación, casi seguro el ejemplo más grande de abuso sistemático de niños, dirigido por un Estado, en el mundo”. Zeromax, según Stroehlein, es una de las empresas que se enriquece con el algodón, la fuente de más ingresos para el régimen uzbeco.

Entrevistas con personas en Estados Unidos, Reino Unido y Bélgica que conocen de primera mano las operaciones comerciales del régimen uzbeco, entre ellos empleados de Naciones Unidas y exiliados uzbecos que huyeron de su país temiendo por sus vidas, retrataron al presidente Islam Karímov como el capo di tutti capi de una mafia compuesta de unas veinte familias cuyo objetivo es robar todo lo que hay para robar a los 28 millones de habitantes de su país.

Craig Murray, el ex embajador británico que ordenó el examen post mórtem de las dos personas hervidas vivas y autor del libro Asesinato en Samarcanda, señala a Karimova como la encargada en el régimen de sacar de su país el dinero que “la cruel y rapaz familia Karímov exprime de su gente”.

Gulnara Karimova es el brazo derecho de su padre. “Su control sobre Zeromax depende totalmente del apoyo del aparato estatal, todas cuyas agencias están a sus órdenes”, explicó un exiliado uzbeco que conoce de cerca cómo funciona la macroempresa con la que tratan Joan Laporta y el FC Barcelona. “Todos saben, claro, que detrás está siempre su padre, y de esta manera ha construido su imperio. Es lista y astuta”.

También, según una persona uzbeca que la conoce muy bien, es “caótica, temperamental y caprichosa: una niña malcriada que se enfurece si las cosas no salen exactamente como ella quiere”. La furia de Karimova tiene su precio. Scott Horton, un abogado estadounidense que ha trabajado para el Banco Mundial en Uzbekistán, dice que las consecuencias de no sucumbir a los caprichos adquisitivos pueden ser nefastas. “Si te llega a percibir como un enemigo, la consecuencia es que se te criminaliza, te encarcelan, torturan e incluso matan”.

En opinión de algunos analistas extranjeros, el objetivo de Karimova es suceder a su padre en la presidencia. Un uzbeco que la conoce muy bien discrepa: “Su plan es sacar todo el dinero que pueda de Uzbekistán y vivir una vida de glamour en Londres, Hollywood, Ginebra, Madrid y Barcelona”.

Parte de la oferta de glamour consiste en asociarse con el club de fútbol más glamuroso de la tierra, el FC Barcelona, cuyo presidente no ha querido hablar a EL PAÍS de su relación con ella, pero, según fuentes cercanas a él en Barcelona, tienen una conexión “estrechísima”. Por un lado, se han visto a menudo en, entre otros lugares, Tashkent, Barcelona, Ginebra y Milán, donde acudieron juntos a la Semana de la Moda en octubre del año pasado. Por otro, está el beneficio financiero que ha obtenido el Barcelona y Laporta de su acercamiento a la dudosa empresa que ella controla, Zeromax.

El bufete de abogados Laporta & Arbós actuó, como es conocido, a favor de Zeromax el año pasado en su intento de comprar el Real Club Deportivo Mallorca a comienzos de 2009. Laporta pretendió cobrar una comisión que, en caso de que se hubiera llevado a cabo la operación, le hubiera reportado unos cuatro millones de euros. La mediación de Laporta en este caso fue duramente criticada en los medios, y condujo a la renuncia de varios directivos del Barcelona, debido a la percepción de que se había aprovechado de su cargo como presidente del Barcelona con ánimo de lucro personal.

Bayram Tutumlu, que conoce a Laporta hace años y hace pocas semanas retiró una querella judicial contra él por supuesto incumplimiento de pago, dijo del presidente del Barcelona: “Está obsesionado por el dinero. Donde lo ve, aunque sea dentro de una piscina llena de tiburones, se tira”.

El problema más grave que ven varios antiguos directivos del Barcelona, algunos de ellos asociados en su día con Laporta, es que ha lanzado el propio club a los tiburones; ha hecho un serio daño a la imagen del club al asociarlo fraternal y comercialmente con el Bunyodkor, la expresión futbolística del Estado mafioso y abusador de niños sobre el que la familia Karímov ejerce un control férreo. El FC Barcelona es admirado en todo el mundo no sólo por su fútbol, sino también por haber desdeñado las ofertas de grandes multinacionales y haber optado por lucir en su camiseta el nombre de Unicef, “la agencia de Naciones Unidas que tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia”, según se define oficialmente.

En la página web del FC Barcelona se expresan sentimientos acordes con los que guían a Unicef. “El FC Barcelona es más que un club para muchas personas del resto del Estado español que vieron en el Barça un firme defensor de los derechos y las libertades democráticas… Hay que globalizar al Barça solidario y humanitario”.

Gracias a la conexión entre Laporta y Karimova, la extensión de la globalización solidaria y humanitaria del Barcelona a un régimen que está en primera fila de los violadores de derechos humanos del mundo ha provocado la ira de todos aquellos que luchan para que la situación de Uzbekistán sea más conocida en el mundo, y que se meta presión internacional al régimen Karímov.

Craig Murray, el ex embajador británico en Uzbekistán, lo expresó así: “Estoy absolutamente horrorizado. Es como haberse asociado con Adolf Hitler para promover un equipo de fútbol en Berlín durante los años treinta. Realmente es asombroso, incluso en el mundo loco por el dinero del fútbol, que se tenga los ojos tan cerrados a la moralidad”.

El cantante Sting se arrepintió, después de que la prensa cargara contra él, de su conexión uzbeca y reconoció que el presidente Karímov tenía una reputación “horripilante” en el terreno de los derechos humanos, declaración que provocó la furia de su amiga Karimova y condujo a la prohibición de sus canciones en las radios uzbecas.

Joan Laporta guarda silencio sobre su amistad y sus relaciones comerciales con el clan Karímov. Lo que sigue teniendo claro es el papel de su club como estandarte de los mejores valores humanos. En una entrevista con El Mundo en enero pasado, 16 meses después de que el régimen uzbeco le recibiera por primera vez con mucha pompa y gratitud, Laporta, que tiene aspiraciones políticas, declaró, sin la más mínima ironía: “El Barça encarna la épica que guía a la libertad a los pueblos sometidos”.

Maiatza 10, 2010 Posted by | Kirola | , , | Iruzkin bat utzi

¿A quién le deben dinero España, Portugal, Grecia e Italia?

Gurus Huckey 2010-05-03 GurusBlog lotura

Ahora que parece que ya se ha aprobado un préstamo-rescate consistente para salvar a Grecia, la friolera de 110.000 millones de euros, de los que España contribuirá con un préstamo de 9.742 millones de euros a aportar entre 2010 y 2011 (la magnitud de un par de planes E), puede ser interesante darle un vistazo a un buen infográfico donde podemos observar que bancos de países de la UE son los principales tenedores  de la deuda de los  países denominados PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España).

Atención porque el cruce de deudas es curioso:

Deuda de España, Grecia y Portugal con países UE

GRECIA:

Grecia es un problema relativamente pequeño, su deuda asciende a 236 mil millones de dólares, y Francia es el principal acreedor seguido de Alemania y Reino Unido. España tenía una posición acreedora insignificante que gracias al préstamo rescate de casi 10 mil millones hemos multiplicado x10. Obviamente el gran beneficiario del rescate pues seguramente el Reino Unido, que no ha puesto un euro y en principio salvaguarda la deuda que Grecia tiene con ellos.

Por cierto la solución al problema Griego, sigue siendo tan poco original como seguir incrementando el nivel de endeudamiento del país a la espera que se soluciones los problemas del déficit.

PORTUGAL:

Portugal es un problema de un tamaño similar al de Grecia, en cuanto a volumen de la deuda. Debe 286 mil millones de euros 2, de los cuales o sorpresa el principal acreedor es España (o los bancos españoles) con 86 mil millones. Es decir si cayese Portugal, probablemente le  podría seguir España, no por simple efecto contagio, sino porque 86 mil millones son un buen motivo para meter algún que otro de nuestros bancos en problemas. Así que cuidado si la situación en Portugal se tensiona.

ESPAÑA:

En caso que España entrara en problemas, seríamos un quebradero de cabeza, a partes iguales, para Francia y Alemania, les debemos cerca de 230 mil millones a los bancos de cada uno de ambos países. España es un problema serio para la banca francesa y alemana.

ITALIA:

En el país transalpino, quién se la juega realmente es la banca francesa. Italia le debe a los bancos franceses más de 500 mil millones de dólares. Esto representa cerca del 20% del PIB Francés y una caída de Italia sin duda arrastraría consigo a Francia.

Quedó claro que los cerdos no podían volar….. ¿será que sabrán nadar?

Maiatza 8, 2010 Posted by | Ekonomia | , | Iruzkin bat utzi

El capitalismo, un modelo cultural

escolar.net blogean “insignificate” izeneko pertsona batek idatzia 2010-05-05 lotura

La cuestión es que el capitalismo no es ya sólo un modelo económico, sino un modelo “cultural”, profundamente implantado en nuestra sociedad. El trabajador medio tiene como aspiraciones el coche, la hipoteca, la tele y la semana en la playa. Su concepto de triunfar en la vida es tener un coche más potente, una hipoteca más grande, una tele de más pulgadas, y poder irse una semana más a la playa (o bien poderse gastar algo más en la de siempre). Resulta que el empresario tiene estas mismas aspiraciones, aunque algo más abultadas; la diferencia es cuantitativa, no cualitativa. Si sacas al empleado de su papel como trabajador y lo colocas en el de empresario, reproducirá a la perfección el rol que se le presupone a éste.

Lo que quiero decir es que, básicamente, no (sólo) estamos ante un problema de clases (nosotros, los explotados, los buenos, contra ellos, los explotadores, los malos). Es un problema más profundo, a nivel cultural. Todos estamos metidos en la misma dinámica (la aceptamos pacíficamente, sin resistencia), con la salvedad de que algunos pocos consiguen estar más arriba y la mayoría se queda en los niveles de abajo (aunque siempre con esperanzas de ascender). Es todo relativo, una cuestión de donde te sitúes en la escala. Conozco a más de un sufrido trabajador explotado que cuando ejerce de explotador (por ejemplo, sobre la inmigrante que le limpia la casa) lo hace que da gusto. ¿Acaso no somos también explotadores los de la “working class” cuando compramos cada día productos baratos producidos en régimen de explotación en países subdesarrollados? Nos da igual…

¿Este modelo económico-cultural nos ha sido implantado a la fuerza, como sostienen algunos? ¿O bien ha triunfado porque responde a las aspiraciones esenciales de la gran mayoría de la gente, como dicen otros? Vaya usted a saber. La cuestión es que, sea por lo que sea, de momento no se ha alcanzado la masa crítica necesaria para cambiarlo… Ni siquiera con una crisis global.

Maiatza 7, 2010 Posted by | Ekonomia, Iritzia | , | Iruzkin bat utzi

Vergüenza

Raimundo Fitero 2010-04-30 GARA lotura

El alpinista Juanito Oiarzabal es un pésimo ejemplo para los niños, los jóvenes, los adultos y la tercera edad. Sus declaraciones desde el campamento en el Himalaya a todos los medios de comunicación son auténticas joyas xenófobas, colonialistas, despreciativas y producen vergüenza ajena en unas cantidades que se sobran por todos los costados. Las películas de Tarzán en la que se veía a los europeos subidos en elefantes, con sus mosquiteras, bebiendo sus refrescos mientras decenas de jóvenes africanos llevaban en sus hombros sus pertenencias tendría ahora mismo su correlato con lo que dijo el gasteiztarra tras conocerse el fallecimiento de Tolo.

Si este señor y toda su cuadrilla están allí arriba pagados por el programa de TVE «Al filo de lo imposible», se debería suspender el programa por dar tan mala imagen, abrir una investigación seria para saber qué pasó exactamente y suponiendo que todo sea como nos cuenta, con una sospechosa insistencia, el tal Juanito, aplicarle la ley vigente porque de sus palabras se desprende racismo, y trata a los sherpas como objetos, como no personas a las que se les puede «mandar a buscar a Tolo», o que critica a otros hombres porque se niegan a subir a intentar el rescate, «pese a ofrecerles seis mil euros». ¿Qué se creerá este personaje que es la vida humana, el ser humano? Pensará que todos tienen un precio, y él es el máximo ejemplo de ello, pero como es colonialista valora el riesgo de un nepalí en esa miseria. TVE es cómplice de esta explotación.

¿Por qué no subió él que cobra bastante más? ¿Por qué dejó a su compañero de cordada sin auxilio? ¿Cómo puede hablar de solidaridad este individuo? Su manera de hablar destapa su auténtica ideología. Se refiere a Oh Eun-Sun de una manera insultantemente machista, metiéndole en el ajo de forma incalificable. Es el anti-deportista, la antítesis del alpinismo. Y nos queremos ajustar a lo visto y oído en las últimas veinticuatro horas porque como nos dé por hacer memoria y recordar sus «hazañas», podemos comprender su trayectoria falsaria. Ha logrado una vez más estar en todos los medios, impúdicamente, sobre el cadáver de un compañero. Vergonzoso.

Apirila 30, 2010 Posted by | Kirola | , , , | Iruzkin bat utzi

Airspace Rebooted

Airspace Rebooted from ItoWorld on Vimeo.

A visualisation of the northern European airspace returning to use after being closed due to volcanic ash. Due to varying ash density across Europe, the first flights can be seen in some areas on the 18th and by the 20th everywhere is open.

The flight data is courtesy of flightradar24.com and covers a large fraction of Europe. There are a few gaps (most noticeably France) and no coverage over the Atlantic, but the picture is still clear.

The map data is CC-by-SA openstreetmap.org and contributors.

This CC-by-SA visualisation was produced by itoworld.com with support from ideasintransit.org

Apirila 29, 2010 Posted by | Teknologia | , | Iruzkin bat utzi

¿Se ha acabado el circo de la carrera femenina por los 14 ochomiles?

Andoni Arabaolaza 2010-04-28 GARA lotura

La verdad es que la pregunta tiene difícil respuesta. Miss Ho ha sido la primera, pero todavía tiene que superar otra “cumbre” complicada; la del visto bueno o no de “su” Kangchenjunga del año pasado ante la notaria de las ascensiones a los ochomiles, Elizabeth Hawley. ¿Holló o no la cumbre? Esa misma pregunta le ha trasladado GARA a Miss Hawley, y ésta es su respuesta literal: «Reconozco que la cumbre de Miss Oh al Kangchenjunga es objeto de controversia o disputa. Conocí hace pocos días a Edurne, y me dijo que tiene razones claras para dudar de dicha cumbre. Planeo reunirme con Miss Oh una vez que baje del Annapurna. Por el momento, me parece que la cumbre que reclama Miss Oh debe ser asignada como disputa».

La versión de Miss Oh contra la de Miss Hawley. En pocas palabras, la mercantilización del ochomilismo ha recobrado más fuerza que nunca. Son muchos los alpinistas, no todos, quienes aseveran que este tipo de ochomilismo tiene más de fútbol que de otra cosa: que si no ha jugado limpio, que no ha respetado las reglas del juego… El circo de la carrera femenina de los 14 ochomiles y, por ende, el circo mediático han desvirtuado del todo la esencia del montañismo. No hay jueces ni árbitros, sólo «romanticismos». Entonces, ¿a qué estamos jugando? Lo que sí está claro es que la comunidad occidental no ha llevado nada bien la aparición y la posterior consecución de los 14 grandes por parte de la coreana. Ha sido objeto de duras puñaladas, y sus cicatrices todavía siguen abiertas. Que el estilo que utiliza no es nada ético, que usó oxígeno artificial en la ascensión al Kangchenjunga, que supuestamente no ha subido a una o más cumbres de los 14 ochomiles… Hasta cierto punto algunas acusaciones son válidas, como la del estilo. Pero, ¿no es verdad que un gran porcentaje de expediciones llevan (casi) el mismo sello? Por otro lado, quedó muy claro que la alpinista coreana no utilizó oxígeno artificial en el Kangchenjunga. Y sobre las dudas de algunas cumbres… pues, lo antes dicho: la palabra de una contra la de otra. No estamos ante una carrera sobre la calidad, sino sobre la cantidad. Si sólo nos ceñimos a la calidad, pues apaga y vámonos. Lo dice la propia Miss Oh: «Me gustan las expediciones valientes, mientras la valentía no sea temeridad. Yo escalo ligera por una ruta que me encaja».

Trayectoria meteórica. A diferencia de Go Min-Sun (coreana que murió el año pasado en el Nanga Parbat), Miss Oh era hasta hace 2 ó 3 años, no más, una auténtica desconocida. Hizo su primer ochomil, el Gasherbrum II, en 1997, y es en 2007 (cumbre del K2) cuando se decidió por la carrera de los catorce. Gerlinde Kaltenbrunner y Edurne Pasaban tenían 9, y la coreana 5. Pero en los dos últimos años, Miss Oh se “comió” 8 de los grandes, mientras que Pasaban sumaba 3 y Kaltenbrunner 2. El resultado ya lo saben: Oh Eun-Sun ha sido la primera. Una vez conseguido el Annapurna, el patrocinador de la coreana ha lanzado un duro comunicado en el que defiende a su alpinista y critica la actitud «calculada y astuta» de la tolosarra. «Los ascensos y descensos han sido correctos», añade el patrocinador. Visto lo visto, la pregunta sigue vigente: ¿se ha acabado el circo de la carrera femenina por los catorce?

Apirila 28, 2010 Posted by | Kirola | , , , | Iruzkin bat utzi

L’affaire “Egunkaria”, désavoeu pour la justice espagnole

Jean-Jacques Bozonnet 2010-04-19 Le Monde lotura

Les tempes grisonnantes et le cheveu parfois raréfié, les cinq quinquagénaires qui posent tout sourire, ce mardi 13 avril, à la une de la presse espagnole sont d’honorables hommes de presse. La veille encore, pour la justice, Martxelo Otamendi, Xabier Oleaga, Juan Mari Torrealdai, Txema Auzmendi et Inaki Uria étaient de présumés terroristes liés à l’ETA. Ils risquaient de 12 à 14 années de prison. Les voilà acquittés.

Sur leur visage, on lit du soulagement au terme d’une procédure de sept ans, mais aussi le sentiment aigre-doux d’un immense gâchis. “Dans le meilleur des cas, on a réussi à arrêter provisoirement la roue de l’injustice”, ont-ils répondu à ceux qui pensaient que justice leur avait été faite. S’ils ont été blanchis de toutes les accusations par l’Audience nationale, la plus haute juridiction pénale d’Espagne, leur “bébé”, Euskaldunon Egunkaria (le journal des bascophones), le premier quotidien intégralement en langue basque, a depuis longtemps disparu, victime d’une condamnation à mort sans procès.

Les 33 pages du verdict de l’Audience nationale sont un cruel désaveu de l’instruction à charge menée par le juge Juan Del Olmo Galvez, qui ordonna la fermeture temporaire du quotidien, le 20 février 2003, et l’arrestation d’une dizaine de ses cadres. Ce jour-là, trois cents policiers ont participé au coup de filet dans les diverses rédactions d’Egunkaria à Andoin, Pampelune et Bilbao. Créé en 1990, le journal vendait 15 000 exemplaires, comptait 40 000 lecteurs réguliers. Il employait 151 personnes et vivotait sans trop de difficultés grâce à quelques subventions publiques, comme celle du gouvernement basque.

Se fondant sur des documents saisis par la police au début des années 1990, le magistrat justifie la fermeture du journal par le fait qu’il “a été créé, financé et dirigé par l’ETA” et qu’il “diffuse dans ses pages l’idéologie terroriste”. Le ministre de la justice de l’époque, José Maria Michavila, du Parti populaire (PP, droite), confirme que “c’est un instrument de l’action terroriste”. Pour les juges d’aujourd’hui, “rien n’indique qu’il ait défendu les idées du groupe terroriste, qu’il ait publié le moindre article favorable au terrorisme ou aux terroristes, ni même que sa ligne éditoriale eût une quelconque orientation politique”.

L’Audience nationale va plus loin en estimant que la décision de fermeture “n’était pas directement autorisée par la constitution” et “manquait d’une base légale spécifique explicite”. Le préjudice est d’autant plus grand pour “le pluralisme, la valeur la plus importante de notre système après la liberté” que “les lecteurs en euskera (langue basque) ne pouvaient compter que sur cette publication quotidienne”. A l’époque, l’atteinte à la liberté d’expression avait provoqué un tollé dans les médias espagnols et réuni plusieurs dizaines de milliers de manifestants dans les rues de Saint-Sébastien.

Le plus étonnant dans l’affaire Egunkaria est l’acharnement du juge et des deux plaignants, l’Association des victimes du terrorisme (AVT) et Dignité et justice. Si la colère peut aveugler le jugement de victimes, comment expliquer l’insistance d’un magistrat face à un dossier tellement vide que le parquet lui-même s’était prononcé en 2007 contre l’ouverture d’un procès ? Les diverses audiences, cet hiver, n’ont fait que confirmer les lacunes d’une enquête mal ficelée. Pour les juges de l’Audience nationale, “l’accusation n’a pu prouver que les prévenus aient eu la moindre relation avec l’ETA.” Ce qui rend leur mise en cause “incompréhensible”.

Trois des dirigeants innocentés restent poursuivis, avec cinq autres cadres de la société éditrice d’Egunkaria, pour falsification des comptes et fraude fiscale. Pour ce volet financier du dossier, ils risquent jusqu’à 26 ans de prison. Des peines démesurées s’il s’agit de simples malversations comptables au sein d’une PME. Mais les deux associations accusatrices persistent à soupçonner un blanchiment d’argent au profit de l’organisation indépendantiste armée, bien que, dans le procès qui vient de s’achever, les juges n’aient pas trouvé trace d’un quelconque financement illicite du journal.

La promotion de la culture basque – qui était l’objectif affiché par Egunkaria depuis son premier numéro – est-elle forcément suspecte d’arrière-pensées extrémistes ? Y aurait-il un terroriste derrière chaque bascophone ? Une telle paranoïa existe, selon la sentence de l’Audience nationale : “La vision étroite et fausse selon laquelle tout ce qui a à voir avec la langue et la culture basques est instrumentalisé et contrôlé par l’ETA conduit, dans le processus pénal, à une évaluation erronée des données et des faits, ainsi qu’à l’inconsistance de l’accusation”, analysent les magistrats madrilènes.

L’étrange cas Egunkaria apporte de l’eau au moulin de ceux qui dénoncent une “criminalisation de la gauche abertzale” (“patriotique”) et du mouvement nationaliste radical quand la police arrête des intellectuels et des avocats soupçonnés eux aussi d’“appartenance” ou de “liens” avec l’ETA. Ou quand la justice, applaudie par les partis de tous bords, interdit des formations et des listes indépendantistes au nom de la lutte antiterroriste. A Bilbao, le 25 avril, une fête est prévue pour “les cinq d’Egunkaria” et tous ceux qui les ont soutenus depuis sept ans. On y festoiera et, méfiance, on y parlera basque.

Apirila 21, 2010 Posted by | Uncategorized | , , | Iruzkin bat utzi